¿Cómo conciliar la vida laboral y personal con el teletrabajo?

¿Cómo conciliar la vida laboral y personal con el teletrabajo?

Trabajar desde casa conlleva un gran reto: ser capaces de conciliar y separar la vida laboral de la vida personal (especialmente cuando ambos tienen lugar en una misma área). Para ello, establecer una rutina diaria regular o adecuar un espacio de trabajo son algunas de las opciones para conseguirlo.

“Es importante tener en cuenta que, mientras trabajamos desde casa, tendemos a pasar más horas en nuestro escritorio de forma involuntaria, ya sea porque tenemos la sensación de que estamos menos activos o porque ha desaparecido el tiempo que antes dedicábamos a estructurar nuestro día durante los trayectos al trabajo. Por este motivo, ahora es más importante que nunca saber organizarse y gestionar correctamente las horas que se dedican a las tareas laborales y a la familia”.

¿Cómo lograr un equilibrio?
El teletrabajo puede aportar muchos beneficios. Sin embargo, las entidades han ser conscientes de los desafíos adicionales que puede conllevar, pues muchos empleados tienen ahora nuevas responsabilidades personales, como el cuidado de los niños o las preocupaciones familiares.
La OMS reconoció al burnout como un síndrome asociado con el trabajo, pero ¿por qué puede presentarse cuando estamos trabajando desde casa? ¿Qué podemos hacer para evitar que nos afecte en nuestra motivación y eficiencia en el trabajo?

1. Priorizar y establecer horarios
La realidad es que el trabajo a distancia cuenta con aspectos positivos, desde la posibilidad de pasar más tiempo en familia, la flexibilización de horarios, hasta ahorro de tiempo y dinero relacionado con los desplazamientos. De hecho, según el estudio Felicidad en el lugar de trabajo, realizado por Udemy for Business, tener un buen equilibrio entre trabajo y vida personal es el factor más importante para los trabajadores (37%), por encima de cualquier otro aspecto.

Es cierto que podemos enfrentarnos a un pico de trabajo en el cual resulta casi prácticamente necesario invertir más horas, debiendo ser temporal, pero no la pauta general.
Esta situación de alargar las horas laborales día a día y durante un periodo de tiempo amplio genera desgaste mental y físico en cualquier persona. De este modo, resulta fundamental ceñirnos a los horarios, establecer prioridades y optimizar nuestro tiempo. Asimismo, es importante saber diferenciar entre “urgente” e “importante”. Hay muchas cuestiones que pueden ser de última hora, ¿pero son verdaderamente importantes?

2. Los descansos, requisito fundamental en las jornadas de teletrabajo
Existen trabajadores que cuentan con una gran capacidad de concentración y que son capaces de mantenerla tanto desde la oficina como en su casa. Estos trabajadores comienzan su jornada laboral y son capaces de estar conectados y trabajando incansablemente hasta que terminan su jornada laboral hasta tarde.
Y aunque a priori esta concentración pueda resultar admirable o pueda parecer beneficiosa a nivel de eficiencia, la realidad es que nuestra mente y nuestro cuerpo necesitan descansos para mantener la productividad.
Para conseguir este equilibrio y que no se vea mermada nuestra productividad, si es necesario, deberemos establecer alarmas para hacer descansos durante la jornada laboral, de manera que despejemos durante ese momento la mente y separemos la vista de la pantalla.
Podemos aprovechar también para estirar los músculos y recargar energías. Además, por supuesto, debemos respetar los horarios de comida y mantener una dieta saludable, ya que, tal y como afirma la Organización Internacional del Trabajo (OIT), comer de forma inadecuada puede disminuir hasta en un 30% la productividad laboral.

3. La confianza, base para liderar equipos en remoto
Durante el home office las personas pueden sentirse cuestionadas por sus superiores o sentir la necesidad de demostrar que están siendo productivos desde casa. Por ello, en ocasiones, tienden a asumir más tareas de las que pueden abarcar y, consecuentemente, a trabajar más horas de las establecidas. Esta sobrecarga de trabajo junto a la sensación de `no poder llegar a todo´ provoca un estrés en el trabajador que puede derivar en un ‘burnout’.
Este agotamiento quizás puede ser más habitual entre los directivos y altos ejecutivos, debido a su nivel de responsabilidad dentro de las compañías, este síndrome puede afectar a cualquier trabajador.

En este sentido, resulta fundamental que exista una base sólida de confianza entre el trabajador y la empresa, y más entre el trabajador y el líder o responsable del proyecto, en general, entre todo el equipo. De esta manera, los trabajadores tendrán la seguridad que necesitan para delegar tareas y levantar la mano si requieren de ayuda para llegar a todo.

Fuentes:
https://cio.com.mx/como-evitar-el-burnout-mientras-se-trabaja-en-casa/

https://revistabyte.es/covid-19/teletrabajo-6/