Potencia tus Defensas

Potencia tus Defensas

Nuestro día a día está lleno de actividades y tareas que hacer, pero la pregunta clave es ¿contiene hábitos para cuidar tus defensas? Ahora más que nunca es imprescindible tener un estilo de vida saludable y sobre todo que eleve tu sistema inmunológico, con el fin de evitar enfermedades y alteraciones en tu salud y bienestar.

Potenciar tu cuerpo, mente y hábitos diarios permitirá que estés en un estado lleno de vitalidad y energía para combatir cualquier amenaza exterior. Es momento de elevar tus defensas con estos consejos que te dejamos aquí:

Alimentación Consciente: Esta práctica recalca la importancia de consumir alimentos con consciencia plena, esto significa estar con un 100% de atención a las emociones de tu cuerpo y en lo que estás consumiendo. Mantente presente en el momento mientras comes y digiere tus alimentos con emociones positivas, lejos del celular y otro tipo de tecnología.

Salud mental y emocional: El estrés es el gran factor que causa que tus defensas bajen, por eso es vital que tengas hábitos que te ayuden a generar endorfinas (hormonas de la felicidad) y a mantener emociones optimistas para afrontar tu vida. Experimenta distintas actividades que te llamen la atención y te permitan sentir paz. Te recomendamos mucho fusionar la meditación junto con una práctica de movimiento como yoga, correr, natación o baile.

Higiene diaria: Ahora más que nunca la higiene en tu hogar es necesaria para cuidar tu salud y la de tu familia. Ten un kit de limpieza para mantener cualquier virus fuera de tu hogar. Te recomendamos tener en este kit:

  • Alcohol en spray
  • Limpiador multiusos desinfectante
  • Guantes
  • Jabón y detergente
  • Trapos absorbentes y baldes

Higiene fuera de casa: Cuando cuidas de ti, cuidas también de los demás. Por eso te recomendamos siempre llevar un frasco en spray con alcohol y utilizar doble mascarilla. Estas maneras son básicas para cuidarse pero también las más importantes para evitar contagios.

Cómo te has podido dar cuenta, cuidar de tu sistema inmunológico implica hábitos de higiene también, lo cual es una forma de proteger tu salud y por consecuencia evitar que virus y bacterias entren a tu organismo. Empieza a practicar estos hábitos para potenciar tus defensas y empezarás a ver los efectos de crear un estilo de vida que aporta a tu bienestar y a los que te rodean.