¿Qué tan riesgoso es el Crup en niños?

¿Qué tan riesgoso es el Crup en niños?

Existen diversas enfermedades que pueden afectar el bienestar de los más pequeños, unas más graves que otras. Entre las enfermedades comunes de los niños entre 3 meses y 5 años de edad está el crup, la cual es una enfermedad que preocupa a muchos padres de familia, causando estrés y miedo por el estado de salud de su pequeño. Es importante estar educado sobre qué es el crup, sus síntomas y cuándo se debe acudir al médico.

El crup es una alteración que afecta a la laringe y la tráquea, conocida como laringotraqueitis. Esta enfermedad se ve más frecuentemente en los niños de tres meses a 5 años de edad, después de esta edad no se suele dar debido a que el tamaño de la tráquea es mayor y la inflamación de la misma no es una amenaza.

¿Cuáles son los síntomas del crup?

Su principal síntoma es la inflamación la cual provoca que las cuerdas vocales reduzcan su tamaño, por lo que la respiración se vuelve en un reto para los pequeños.

Al comienzo de la enfermedad, suele aparecer como un resfriado común y su intensidad aumenta sobre todo en el nivel de la tos, la cual se vuelve más ruidosa. La voz del niño o niña va teniendo cambios también y su respiración es mucho más notoria. Se debe estar pendiente de estos síntomas que no son normales para tomar acción desde casa. Con respecto a la temperatura, la misma es variada en cada niño presentándose en algunos con baja temperatura y en otros casos con temperaturas de 40° C.

¿Cómo ayudar a tu pequeño desde casa?

Si tu hijo presenta alguno de los síntomas antes mencionados durante el día o en la noche puedes ayudarle a calmarse y respirar mejor con lo siguientes consejos:

  • Usar un humidificador de vapor para que el pequeño respire el aire húmedo durante 10 minutos.
  • Darle un masaje en la espalda mientras le canta una canción que le brinde tranquilidad.
  • En climas fríos, llevar al pequeño a respirar aire frío mediante un paseo en su coche.

Identifica los síntomas más frecuentes y ayuda a calmar a tu pequeño.En el caso de que los síntomas persistan y se hagan más intensos, se debe acudir al médico de manera inmediata. Esta enfermedad es más común en la infancia, así que debes estar atento a cualquier síntoma que podría afectar su respiración.